domingo, 16 de agosto de 2009

Chipiona

Hoy 16 de agosto ha sido mi cumpleaños. Nada más que el cuadragésimo segundo. Pero el motivo de escribir hoy es más bien que hoy hace 41 años que veraneo en Chipiona – Cadiz.

¿Por qué posteo hoy sobre Chipiona? Sencillamente porque acabo de volver de mi paseo nocturno por la playa y he vuelto de muy mal humor.

¡Qué espectáculo más lamentable! ¡Qué guarrería más grande! La playa estaba asquerosa. Toda llena de desechos de todo tipo, y no entraré en detalles escatológicos.

¿Por qué la gente es tan cerda? Si, he dicho la gente “es” y no el más políticamente correcto “somos”. Jamás he tirado nada en la playa.

No es novedad, yo nunca bajo a la playa los domingos. Los domingos llegan a Chipiona los domingueros, en su inmensa mayoría sevillanos de clase media-baja. ¿Tiene la clase social que ver con el nivel de suciedad que despacha? No lo se, pero ese es el perfil demográfico de los domingueros en Chipiona y ese es el resultado. ¿Casualidad? Lo dudo.

Amo Chipiona, si ven mi foto en el blog se ve de fondo el faro del pueblo, el más alto de España por cierto. Siempre me ha gustado, aunque en muchas ocasiones despotrican de los turistas, pero yo ya no me considero turista. Si calculo que durante 20 años estuve aquí unos 2 meses y medio todos los años, y después otros 21 años viniendo entre tres y cuatro semanas es fácil calcular que soy tan chipionero como un niño de 5 años nacido en el pueblo.

Pero lo de los domingos no es normal. ¡Qué asco como dejan todo!

Y estamos hablando de una playa que ha tenido la bandera azul todos los años menos este, y según lo que me he podido informar ha sido más por problemas burocráticos a la hora de presentar los papeles que por problemas encontrados en la playa.

Señores sevillanos domingueros en Chipiona. En el hipotético, muy muy hipotético caso de que lean esto pueden hacer dos cosas, una enfadarse, y la otra reflexionar sobre su comportamiento.

No quiero terminar tan mal, así que mencionaré el estupendo trabajo de la Escuela Municipal de Vela de Chipiona y en particular de sus monitores, entre ellos Marimar y Cherry que tan bien han formado a mi hija este año en clase Optimist y a mi en windsurf. También este club es cuna de grandes regatistas en clase Laser, campeones y subcampeones de España en esa clase en varias ocasiones.

Gracias por tu paciencia Chipiona, y no nos metas a todos los turistas en el mismo saco, por favor.

Publicar un comentario