domingo, 19 de febrero de 2012

Ubuntu en Mac - Primer contacto

Dado que Tim Cook y compañía han decidido que un equipo de 2008 no merece que se le pueda instalar OS X 10.8 Mountain Lion y que yo decidí que Lion no es lo suficientemente estable para mi Mac tenía que probar alternativas.

A estas alturas de menú volver a Windows se me antoja problemático aunque no descartable, cuando salga Windows 8 al menos, así que la alternativa a probar fue Ubuntu 11.10. Tengo un amigo, @Eduardo_Elorteg, que siempre que paso por su casa me muestra orgulloso su Ubuntu (Dios que mal sonó eso) y por eso me decidí por esa distribución de Linux.

El proceso fue sencillo. La idea era probarlo sin instalarlo de momento. Por ello me bajé el LiveCD de Ubuntu 11.10 desde la página de descargas de Ubuntu y seguí las instrucciones para grabarlo con la Utilidad de Discos de OS X que ponen en esa misma página.


Una vez hecho eso conecté mi teclado USB y mi ratón USB al Mac, metí el CD y rearranqué el equipo. Mientras arranca hay que pulsar la tecla C constantemente para que arranque desde el CD.

El proceso de arranque lleva un poco tiempo, paciencia, estamos cargando desde CD.

Una vez seleccionado el idioma, opté por el español, claro, aparecerá una pantalla con dos grandes iconos, uno para instalar Ubuntu y otro para probar el Ubuntu sin instalar. Yo opté evidentemente por la prueba.


Lo primero que me llamó la atención es que la carga de Linux aparecía espejada en los dos monitores de mi iMac. Buena señal pensé, podría utilizar los dos monitores que era una de mis dudas.

Efectivamente al terminar de arrancar los monitores aparecían espejados. Un rápido vistazo para encontrar el equivalente al "Preferencias del Sistema" del Ubuntu, selección en monitores, cambiarlos de posición en el programa pues asumía que el auxiliar estaba a la izquierda y quitar el espejado. Listo. Funcionando.

Ethernet, teclado, ratón, monitores y audio funcionando "out of the box". Para este primer contacto me vale.

Configurando Qwit primero para luego pasarme a Gwibber donde integré Faceebook y Twitter. Es bueno poder probar programas sin tener que conectarme si o si al Mac App Store. Eso no podría hacerlo con Mountain Lion sin desactivar la seguridad.

Firefox funcionó a la primera. Como la ethernet funcionó según arranqué fue de ayuda para buscar programas interesantes y para postear en Google+.

Interesante lo bien que funcionan las aplicaciones con dos monitores en Ubuntu. La captura de pantalla por ejemplo puedes hacerla de los dos monitores a la vez tal y como pasa con Snow Leopard. Interesante el hecho de que funcionan los multiples escritorios (similar a Spaces) funciona igual que en Snow Leopard que no tiene problemas con mi doble monitor. No así Lion que se complica bastante la existencia por el abuso de las ventanas a toda pantalla.


Y hasta aquí el primer contacto con Ubuntu en mi iMac. La prueba ha sido muy fructífera pero tengo que seguir con las pruebas antes de decidir a instalarlo de forma permanente sustituyendo a mi Snow Leopard.

Seguiremos informando y gracias a todos los que, mientras lo probaba, hicisteis comentarios en Google+, Twitter o Facebook con recomendaciones.

Publicar un comentario